mar 172007
 

Además de todos los problemas que plantea la educación, la retribución de los estudiantes universitarios en España no está a la altura de la dedicación y responsabilidad de las distintas titulaciones. El ejemplo de abajo me recuerda (dolorosamente) el caso de un amigo mío médico con 39 años, especialista en anatomopatología y….en el paro después de pasarse toda la vida preparándose. Aunque el ejemplo habla de médicos es fácilmente extrapolable a Economistas, Abogados, Matemáticos, Informáticos, etc…

Hace tiempo, la educación era un medio para salir de la pobreza o del duro trabajo físico. Hoy no es así.

¿Por qué cada vez hay menos médicos?
(Publicado como Carta del lector en diariomedico.com el día>21/12/2006) y recogido de la web de ladostora.

En cualquier lugar de España:

Juan, de 28 años:

A los 16 años dejó de estudiar por aburrimiento. Tras dos años de vacaciones, sus padres lo apuntaron a un curso de fontanería que costaba 900 euros al mes. Tras seis meses de cursillo, empieza a trabajar.

Dos años más tarde le hacen fijo en su empresa y monta un pequeño negocio de fontanería. A los 22 años se compra un Audi por 25.000 euros que paga en menos de un año.

A los 25 años entrega la entrada para su vivienda y firma la hipoteca, y un año después se casa: 200 invitados asisten a su boda y se van a Tailandia de viaje de novios.

Hoy tiene un hijo, gana 2.500 euros al mes y en su negocio ha tenido que contratar a tres empleados que trabajan a pleno rendimiento. Ayer recibió en su despacho a JLS, un empresario que le pidió el favor de que le hiciera una obra en su domicilio el precio no importa.

Luís, de 30 años:

a los 16 años estudiaba cuatro horas diarias. A los 18 años aprueba selectividad y se matricula en una facultad de medicina. Seis años estudiando.

A los 24 años obtiene su título de médico y se presenta al examen MIR. Una mala noche y un dolor de cabeza ese día hacen que fracase en el examen, así que debe esperar un año más preparando de nuevo el examen. Sus padres pagan la academia su título de médico no le permite trabajar en el sistema público sanitario español.

A los 25 años aprueba el examen MIR e inicia la residencia de cuatro años. Gana apenas 750 euros y con entre cinco y siete guardias al mes apenas llega a los 1.200 euros. “Disfruta” de un estatuto “especial”, una ley que le impide incluso trabajar echando horas extra en el videoclub de su padre para complementar su escasa remuneración.

Vive en un piso de alquiler con otros tres médicos residentes y se ha comprado un Ford Fiesta de segunda mano que piensa pagarlo a plazos durante los próximos cinco años. De vivienda, ni hablar. La pasada semana recibió una carta: una citación de un juzgado. Al parecer dio un alta hace unos meses a las 4 de la madrugada tras 19 horas trabajando sin parar y el paciente evolucionó mal.

Acabó la residencia con 30 años, sin vehículo, sin casa, sin dinero y sin familia propia. Ha trabajado 23 días en los últimos dos meses en este tiempo le han hecho ocho contratos: cinco de guardias sueltas y tres con el 60 por ciento del sueldo. Ha ganado 2.700 euros en estos dos meses y actualmente está en paro. Hace tres días se cruzó en el pasillo con el empresario JLS, que le increpó porque llevaba esperando dos horas por su dolor de rodillas.

Fernando, de 16 años: hermano de Luís y de Juan. Tras sopesar la situación de sus hermanos mayores, no lo ha dudado: ha dejado los estudios y ha empezado a trabajar como peón de albañil en la empresa de Juan.

Titular del periódico: “Las autoridades sanitarias advierten de que en pocos años habrá escasez de médicos en España. La causa de esta falta de médicos aún es desconocida”.

Be Sociable, Share!

 Deja tu comentario

(required)

(required)

Puedes usar lenguaje HTML para hacer comentarios : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>